16 sept. 2006

Enseñar Ciencia

En un mundo donde todo va rápido, demasiado rápido, el profesorado de Ciencias tenemos que hacer un esfuerzo suplementario para estar siempre al día, eso sin contar con que las nuevas generaciones quieren cosas motivantes (en grado sumo), porque se aburren con facilidad. Pretendo con estas líneas explicar cómo enseñamos en el sistema educativo actual.

Soy profesor de instituto desde hace 19 años (cielos, cómo pasa el tiempo!), y he impartido todo tipo de asignaturas relacionadas con lo científico: biología (lo mío, soy biólogo), geología, matemáticas, física, química, además de otras muchas de corte tecnológico como la informática. Suelen decir de mí que soy como los nuevos procesadores, multitarea y de doble núcleo, y yo prefiero decir eso de que tengo ignorancia difusa (saber algo de todo) frente a ignorancia concentrada (saber mucho de algo y nada de todo lo demás). Pero vayamos a lo que nos trae aquí, la pedagogía y la didáctica de la ciencia. Poca gente sabe cómo funciona una televisión y muy poca también es la que se libra de su efecto hipnótico, pero el día que te preguntas cómo llega la imagen, cómo se convierte en formas y colores estás empezando a necesitar una explicación científica. Depende de tu edad y formación querrás algo más sencillo o algo más complicado pero habrás iniciado un camino al hacerte la primera pregunta. En esencia creo que eso es lo que pretendemos hacer en la enseñanza reglada, tanto en la Primaria, como en la Secundaria, el Bachillerato o la Universidad y por supuesto lo mismo en la no reglada, en esa que se aprende con la familia, con los abuelos sabios o preguntando a la gente que sabe. Bueno, primera dosis de filosofía más que prolija, así que vayamos a lo práctico, pero que quede claro que más que educar en los contenidos memorísticos, parafraseando a un ilustre científico lo importante es no dejarse de hacer preguntas.


En varios de los cursos de Primaria y de Secundaria se trata el tema del Sistema Solar, y ahora con el destrone de Plutón o los nuevos miembros, Eris y Dysnomia, una forma de motivar el conocimiento es no marear con grandes números, con magnitudes que no se entienden, así que solemos hacer un Sistema Solar a escala, y aunque los números no son iguales, los datos que hay en esta web de la NASA pueden venir muy bien:

http://mars.jpl.nasa.gov/education/modules/GS/GS75-84.pdf

Por supuesto la imágenes de esta entrada de uno de mis webs favoritas http://www.curiosoperoinutil.com suelen estar en todas las clases:

http://curiosoperoinutil.com/2006/06/19/escalas-del-sistema-galactico/

Ya a modo de "etxerako lanak", deberes en castellano, o más bien deberes voluntarios, pueden quedar estos modelos recortables de naves e instrumental diverso.

http://www.nasa.gov/audience/foreducators/topnav/subjects/technology/Models.html

http://solarsystem.nasa.gov/kids/papermodels.cfm

Con esto y un par de conceptos más sobre gravedad, órbitas y orígenes tienes trazado el camino. Próximamente más.

1 comentario:

Juan Haldudo dijo...

lo importante es no dejarse de hacer preguntas. Y ayudarles a que sean ellos los que encuentren la respuesta más que darsela tú. :) Lógicamente, yendo a según que niveles.
Un saludo.